sábado, 3 de noviembre de 2012

La Crítica #1: Sinister

Os voy a contar la historia de cómo ayer, sin nada que hacer, en un acto de locura, dos caguicas con pánico a las películas de miedo decidieron ir al cine a la una menos diez de la noche a ver Sinister, un film que parecía ser el súmmum del terror según el tráiler. ¿Por qué tomamos esa decisión? Bueno, esta era una de esas pequeñas cosas que se hacen sin pensarlo y, cuando quieres pararte a tomar conciencia de tus actos, ya estás como soldado a la silla del cine por esa entrada de 5'50€ con descuento y la mano aferrada al Nestea de 2'50€, tu alma llorando por los perecidos ahorros de todo el mes y en la mente rondando la archiconocida pregunta: ¿dónde me he metido?

Que conste que yo me dejé llevar por pura filantropía. Mi acompañante insistía en ver Sinister, "que iba a dar mucho miedo", aunque yo me decantaba por la última entrega de la saga Paranormal Activity que, sin duda, es una de mis favoritas -de las pocas que me he atrevido a ver- del género. Pero, oye, nunca está mal darle el gusto a alguien, así que al final, pues eso, nos encontramos preguntándonos qué hacíamos allí, a esa hora, en esa película, cuando ni siquiera había aparecido el primer sobresalto.

No tengo mucha experiencia como espectadora de films de terror, pero puedo asegurar que soy un perfecto blanco para el efecto del género -la simple narración de la trama de Silent Hill me provocó pesadillas una buena temporada, y con once años le tenía pánico a Lord Voldemort en Harry Potter y la Piedra Filosofal-. Por eso, aunque la película fuera muy mala, sabía que me parecería muy aceptable por esa sensibilidad mía. Nada más lejos de la realidad. 

He de admitir que tuve un poco de miedo. En algunos momentos de la película me vi obligada a taparme, y me pasé buena parte con sólo un ojo puesto en la pantalla. Pero soy de las que creen que una historia de terror, de terror verdadero, es aquella que te hace mirar a todos lados en la oscuridad de tu cuarto, momentos después de haberla visto -a veces incluso días-, pensando continuamente en lo sucedido, en que acaso pudiera ser real, o que cuando vas por la calle rumbo a tu casa tras el cine no te abandona la sensación de que alguien te sigue.

No experimenté ni una gota de todo esto.

La historia no está mal. No quiero destriparle la película a nadie, que sé que molesta mucho, así que no voy a dar detalles de la trama. El tema del escritor obsesionado con producir un libro magnífico me ha tocado bastante hondo, por eso de sentirme identificada, y el toque dramático-familiar también le ha dado un punto aceptable a la historia. Y la primera escena, cuatro personas ahorcadas en la rama de un árbol, está bastante interesante, pero crea unas expectativas que, a mi parecer, no se cumplen.

De sustos anda algo escasa. Hay algunos fuertes, pero, como os digo, no abundan precisamente. El esquema de terror se repite y he echado de menos algo, lo que fuera, al final de la película que te dejara con esa sensación de "mecagüen, ahora no quiero salir del cine". Pero, aunque con escenas bastante buenas -he de destacar el trabajo del equipo de fotografía, que logra imágenes muy bien trabajadas y con bastante efecto-, el final me dejó muy indiferente. Me pareció, aunque suene estúpido decir esto de una historia de terror, muy poco realista; quiero decir, no es algo que pudiera creerme y por ello me produjera miedo. Me faltó también un poco más de desarrollo en la trama, en la historia y el misterio de este tal Sinister. La película se me hizo muy corta, apenas dura 110 minutos, y es que cuando salimos del cine no eran ni las tres; esto puede ser bueno, porque no se arriesga a ser un auténtico coñazo, pero también malo por el tema del desarrollo.

Si tengo que destacar algo es la banda sonora. Está muy lograda y crea un ambiente de terror magnífico, sobre todo en esas terribles cintas. La mezcla entre imágenes agónicas y canciones más o menos alegres da como resultado una sensación terriblemente inquietante. Creo que la banda sonora es lo que considero el punto fuerte de la película, sin menospreciar la actuación de Ethan Hawke, que no está nada mal.

En resumidas cuentas, si os apetece ver alguna película de miedo que os deje sin aliento, me esperaría a otro estreno, porque esta no está nada mal... para descargarla sacarla del videoclub una noche de aburrimiento.

4 comentarios:

  1. Ya sé que película NO ver en el cine xDDDD Creo que para pasar miedo de verdad, mejor encerrarse en casa con buena compañía y alquilar una película: gastas menos, puedes gritar más alto y os podéis gastar bromas entre vosotros xD Y se supone que las películas clásicas de terror son insuperables, así que...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu propuesta de cine casero entre colegas ;)

      Eliminar
  2. Pues yo suelo ver cine de terror XD simplemente no XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si eres asidua al terror quizás te parezca buena, mi experiencia como digo no es mucha con este género ^^

      Eliminar